Rusia condenó con dureza el ataque a Siria y llamó al Consejo de la ONU

Pidió tratar “las acciones agresivas de Estados Unidos”. María Zajarova, portavoz de Cancillería, dijo que “se aleja la posibilidad de la paz”

Poco después que los misiles de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia cayeran en varios lugares de Siria, los ojos el mundo apuntaron a Rusia, para ver la reacción del presidente Vladimir Putin, el aliado más poderoso del régimen del líder sirioBashar Al-Assad. Sin embargo, Putin no hizo declaraciones y solo se conocieron las palabras de la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores, María Zajarova, de extrema cautela. “Los que están detrás de todo esto afirman tener el liderazgo moral en el mundo y declaran que son excepcionales. Realmente tienen que ser muy excepcionales para bombardear la capital de Siria en el momento en que se había ganado la oportunidad de tener un futuro pacífico”, indicó Zajarova, habitual vocera del presidente Putin, que ya en la tarde del jueves había exhortado a las potencias occidentales a “reflexionar seriamente sobre las consecuencias” de las “amenazas” de atacar Siria.

“Nadie ha otorgado el derecho a los dirigentes occidentales de atribuirse el rol de gendarmes del mundo, a la vez de investigador, fiscal, juez y verdugo”, indicó Zajarova. Putin había sido duro hace unos días, señalando que si Donald Trump se decidía a atacar Siria, las fuerzas rusas derribarían esos misiles estadounidenses. Sin embargo, se indicó que en el bombardeo de la madrugada del sábado en territorio sirio no hubo reacción de las fuerzas rusas en ese país, aunque si se supo que los militares estadounidenses se preocuparon especialmente para que los misiles cayeran a prudencial distancia de las bases rusas en Siria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: