Priísta apela al recuerdo de Colosio para unificar al partido

Ciudad de México. César Augusto Santiago, ex legislador y ex integrante de la dirigencia del PRI, propuso la construcción de una «corriente crítica alternativa» que conduzca el cambio en este partido, con base en una ideología socialdemócrata, así como en «valores tradicionales » que le permitan recuperarse.

En su opinión, el tricolor perdió el rumbo y ello quedó de manifiesto en su reforma del año pasado, cuando postuló como candidato presidencial a un externo, no militante.

«El ciudadano Meade y su posición de derecha no aportó un solo voto al PRI; es más, pasó a perjudicar a los partidos de la alianza ¿Por qué no aportó ningún voto? Porque queda claro que votó más gente del PRI por los candidatos a senadores del PRI y a diputados federales del PRI, votaron más que para la Presidencia de la República», señaló.

En un video difundido en YouTube, dijo que la Comisión Política Permanente y el Consejo Político Nacional priíista están en manos del grupo responsable del desplome del 1 de julio.

El partido, advirtió, «se fue con un modelo de ultra derecha, con un discurso que los gringos sostienen. En la última campaña llegamos al extremo que por la manipulación de los órganos de decisión del PRI pusieron a un candidato externo».

El también ex funcionario federal también la pasada presidencia a cargo de Enrique Ochoa que significó, dijo, el mejor activo en favor de Andrés Manuel López Obrador.

Creo, aseguró, que los políticos de verdad podemos hacer algo más.

«Les pido que nos ayuden a construir esta corriente, para que le demostremos a la gente que en el PRI todavía queda un grupo muy grande de gente que cree en el nacionalismo revolucionario, que piensa que la corriente socialdemócrata que quiso instaurar Colosio es la correcta para la vida de este País en donde habitan 65 millones de pobres», dijo.

También se refirió a la crisis económica que podría tener este partido, al quedar relegado en el escenario electoral del país y, por lo tanto, tener un mínimo nivel de prerrogativas.

“El PRI, por lo tanto es un partido que no sabe vivir sin dinero, es un partido que necesita dinero para poder funcionar. En los últimos años la costumbre de las oficinotas, los carros blindados, las escoltas, las secretarías, los ayudantes, los edificios, el derroche fue un símbolo característico de nuestro partido», advirtió.

Puso a disposición sus redes sociales para recibir propuestas hacia la creación de una corriente alternativa para dirigir el PRI.

(La Jornada)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: