En duda, origen de 38% de fondos para la campaña de Bolsonaro

Río De Janeiro. El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil expresó dudas sobre el origen y el destino de 38 por ciento de los ingresos de campaña declarados por el presidente electo, el neofascista Jair Bolsonaro, quien deberá aclarar este caso en los próximos días.

El porcentaje mencionado, más 7 por ciento de los gastos, tomados de unos 450 mil dólares, son objeto de cuestionamientos de técnicos de la justicia electoral, quienes encontraron 23 inconsistencias en las cuentas presentadas por parte del equipo de trabajo de Bolsonaro.

El TSE pidió esta semana a varias empresas que expliquen si prestaron servicios a la campaña de Bolsonaro, porque algunas cancelaron o substituyeron facturas ya emitidas.

Entre las siete firmas contactadas por la justicia figura AM4 Brasil Inteligencia Digital, agencia que realizó la estrategia de comunicación de la campaña y empresa en el centro de la polémica por el uso masivo de mensajes de WhatsApp contra el ex candidato izquierdista Fernando Haddad, rival de Bolsonaro, en un servicio al parecer pagado por integrantes de la iniciativa privada en Brasil.

Las cuentas de Bolsonaro en los comicios de octubre pasado, presentadas ante la autoridades esta semana, fueron objeto de un informe de los técnicos del TSE, que encontraron hasta 23 irregularidades que ahora el futuro presidente deberá explicar.

La asesoría de cuentas electorales y partidarias del tribunal informó que hubo incumplimiento de los plazos para informar de ingresos y gastos, inconsistencias entre datos informados por la campaña y los registrados en órganos oficiales, y la recepción de donaciones de fuentes vetadas.

Con una recaudación algo superior al millón de dólares y unos gastos cercanos a los 600 mil dólares, Bolsonaro fue elegido próximo presidente de Brasil con 55 por ciento de los votos en la segunda vuelta del pasado 28 de octubre. El TSE debe validar las cuentas de campaña antes de que Bolsonaro sea habilitado, el 10 de diciembre, y antes de ser investido presidente el 1° de enero de 2019.

En otro orden, Bolsonaro criticó nuevamente este viernes que los médicos cubanos que trabajan en Brasil en el programa Más Médicos son sometidos a una situación casi de esclavitud y reiteró que quienes pidan asilo político serán atendidos por su gobierno.

Los médicos cubanos están prácticamente sometidos a una situación de esclavitud. ¿Usted se imagina que le confiscaran 70 por ciento de su salario?, cuestionó a una periodista en Río de Janeiro.

Cuba anunció el miércoles pasado el fin de su participación en el programa debido a las referencias directas, despectivas y amenazanteshacia los profesionales realizadas por Bolsonaro, quien condicionó la permanencia de estos médicos a que pasen exámenes para revalidar sus competencias, reciban su salario integral y puedan traer a su familia.

Lanzado en 2013 por la ex presidenta Dilma Rousseff, el programa Más Médicos permitió dar asistencia a la población de las regiones más pobres y rurales de Brasil.

El Frente Nacional de los Alcaldes de Brasil precisó en un comunicado que 80 por ciento de los municipios del país dependen exclusivamente del programa para sus cuidados médicos y 90 por ciento de la población indígena es tratada por profesionales cubanos.

Actualmente quedan unos 8 mil doctores en el país, de los cuales 6 mil regresarán a la isla antes de Navidad, anunció Cuba. El Ministerio de Salud de Brasil informó que pronto comenzará a seleccionar médicos locales para remplazar a más de 8 mil facultativos.

Estados Unidos elogió el jueves pasado a Bolsonaro por exigir cambios a Cuba si quería seguir participando en el programa brasileño de cooperación médica.

(La Jornada)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: