Dirigió Bolton la escaramuza golpista, acusa Maduro

Caracas. Decenas de miles de personas se congregaron este miércoles en los alrededores del presidencial Palacio de Miraflores en defensa de la paz y la soberanía nacional con motivo del Día del Trabajo, en momentos en que opositores se enfrentaron con efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana en una manifestación convocada por el líder opositor, Juan Guaidó, quien reconoció ante miles de seguidores que el apoyo militar que obtuvo este martes no fue suficiente para derrocar al gobierno.

El presidente Nicolás Maduro tuiteó: quedó demostrado que la injerencia, el golpismo y el enfrentamiento armado no son el camino, y al hablar con sus seguidores con motivo del Día Internacional del Trabajo, acusó: este golpe de Estado que se pretendió ayer, esta escaramuza golpista, la dirigió personalmente desde la Casa Blanca John Bolton, así lo denuncio y pido que se investiguen en Estados Unidos sus acciones ilegales y golpistas contra la democracia venezolana.

El oficialismo festejó el Día del Trabajo con una concentración que comenzó en el distribuidor Longaray, en un sector conocido como El Valle. Ahí, con tambores y pancartas contra el imperialismo, en rechazo a la intentona y en respaldo al jefe de Estado, comenzó la marcha de civiles y milicianos cuyo destino final fue el presidencial Palacio de Miraflores.

Más tarde, Maduro convocó a una gran jornada de diálogo el fin de semana para rectificar errores y recibir propuestas concretas para hacer cambios en su gobierno. Denunció que Estados Unidos y la oposición quieren llevar al país a una guerra civil para justificar una intervención militar.

Si yo hubiera mandado tanques y todas las fuerzas especiales que teníamos listas a enfrentar a ese puñado de golpistas ¿qué hubiera pasado?, preguntó Maduro, quien sostuvo que para llegar a Miraflores sólo se tiene que cumplir un requisito: ganar el voto del pueblo.

El gobernante conserva el apoyo de su ministro de Defensa, Vladimir Padrino, cuya familia, incluida su madre, lo exhortó a dar la espalda al gobierno y ponerse del lado del pueblo, según un video que circula en redes sociales.

Padrino aseguró este miércoles que la oposición quiere comandar una fuerza armada de sepulcros y sangre.

¿Esa es la fuerza armada que pretendes comandar? ¿La de los sepulcros, la de los hospitales, la de la sangre, la de los cementerios? ¿Hasta dónde va a llegar tu impunidad?, preguntó el ministro en un video que tuiteó desde la unidad de terapia Intensiva del Hospital Militar, donde se encuentran los ocho efectivos heridos por los golpistas el pasado martes.

Guaidó, quien con un reducido grupo de militares llamó la madrugada del martes a tomar las calles para derrocar a Maduro, recibió este miércoles el respaldo de miles de seguidores en el barrio caraqueño de clase media El Paraíso, un día después del fracaso de su intento de golpe de Estado. Ante sus seguidores reconoció que el apoyo castrense que recibió no fue suficiente en la insurrección.

Exigió que Maduro cese la usurpación del poder, y expuso: minutos después de que soldados valientes se pusieron del lado del pueblo, todos los soldados vieron el respaldo contundente de la sociedad de Venezuela, que los va a acompañar.

Advirtió: vamos a seguir en las calles hasta lograr la libertad, el régimen va a tratar de acentuar la represión, de perseguirme. Señaló que si es detenido, eso sí sería un golpe de Estado, pues él es el único presidente legítimo.

El también presidente de la Asamblea Nacional (declarada en desacato), quien en enero pasado se proclamó presidente encargado, intentó el pasado 23 de febrero ingresar ayuda humanitariaproveniente de Estados Unidos al territorio venezolano desde Colombia, en un primer intento fallido de derrocar a Maduro.

Ante sus seguidores, Guaidó llamó a realizar paros escalonados, propuesta que, dijo, surgió de sindicatos del sector público. Vamos a acompañar esta iniciativa hasta lograr la huelga general, explicó durante la concentración convocada por el Día del Trabajado. No especificó detalles de la huelga general, anunciada en un país con una economía reducida a la mitad y golpeado además por apagones masivos desde el pasado 7 de marzo, que el gobierno atribuye a sabotajes.

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, replicó que Guaidó carece del apoyo popular necesario para cumplir su amenaza del paro.

Los cuerpos de seguridad se enfrentaron este miércoles a manifestantes que respondieron a la convocatoria de Guaidó a marchar para exigir la renuncia de Maduro.

Un grupo de manifestantes que se desplazaba para tomar un distribuidor de la autopista que enlaza el este y oeste de Caracas fue frenado por agentes de la policía nacional motorizados y de la Guardia Nacional que dispararon gas lacrimógeno y perdigones para dispersarlos frente a la cercana base aérea generalísimo Francisco de Miranda, más conocida como La Carlota.

Muchos huyeron en busca de refugio en un centro comercial próximo, donde fueron recibidos por una nube de gas y perdigones. Los enfrentamientos duraron unas tres horas, hasta el final de la tarde.

Las violentas protestas en el este de la capital dejaron unos 27 heridos, de los cuales 13 sufrieron lesiones por perdigones, uno por arma de fuego y siete presentaron traumatismos, indicó el alcalde del municipio capitalino de Chacao, Gustavo Duque.

Pese a las escaramuzas en la cercana autopista, otros manifestantes siguieron congregados en la Plaza Francia del barrio Altamira, que este martes fue epicentro de violentas protestas, y de donde Guaidó salió al filo de la una de la tarde.

También hubo movilizaciones en los estados de Táchira y Zulia.

En tanto, Twitter canceló las cuentas de varias dependencias de Venezuela, así como de algunos diarios y legaciones de este país por su contenido en favor del gobierno de Maduro, informó la oficialista Agencia Venezolana de Noticias. Sin embargo, la cuenta del mandatario sigue funcionando.

El gobierno de España confirmó que el opositor Leopoldo López, quien fue liberado de su prisión domiciliaria al amparo del levantamento de Guaidó, está en su embajada pero no ha pedido asilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: