El desabasto de medicinas, por la corrupción: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció ayer que hay problemas con el abasto de medicamentos en el sector salud, al vincularlo con la corrupción que impera tanto en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) como en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste). Sin embargo, advirtió que a pesar de las resistencias no nos vamos a detener.

Con la finalidad de dimensionar el nivel de la corrupción, consideró inexplicable que no haya fármacos en esas instituciones a pesar de que el año pasado el IMSS invirtió 40 mil millones de pesos para adquirirlos y el Issste 15 mil millones.

En conferencia de prensa, negó que haya despidos de médicos y enfermeras por la política de austeridad de su gobierno. Es propaganda para afectarnos; ya ven cómo es el hampa del periodismo, señaló.

En tanto, Zoé Robledo, nuevo director general del Seguro Social, advirtió que el instituto puede presentar una situación grave. No gastar en el IMSS no necesariamente es ahorro, puede ser el fracaso de una acción de gobierno y ahí es donde tenemos que atender los temas de corrupción, porque hay concentración en pocas empresas de las compras consolidadas; hay compras a precios elevados y puede existir una priorización equivocada sobre los suministros y medicamentos que más se requieren.

Invitado por el Presidente, a pesar de que su nombramiento no ha sido aprobado por el consejo técnico –lo que dará paso a su toma de protesta–, el funcionario destacó, en lo que denominó su primer informe de 24 horas, la eficiencia del gasto del IMSS en el primer trimestre del año.

Explicó que el instituto gastó en ese periodo 93 por ciento de los 7 mil 479 millones pesos que se destinaron para materiales y suministros, incluidas medicinas; esto es, 6 mil 979 millones de pesos. Señaló que también hay un porcentaje de avance en el gasto ejercido por IMSS Bienestar en el trimestre.

En el salón Tesorería de Palacio Nacional –al que también asistió la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero–, López Obrador agregó que no hay subejercicio, porque en el primer trimestre se ejercieron aproximadamente 145 mil millones de pesos en el IMSS, cifra que representa 94.5 por ciento de lo programado.

Destacó que si para combatir la corrupción en el sector salud necesitan licitaciones internacionales, ya tenemos un convenio con la Organización de las Naciones Unidas para la transparencia; no vamos a detenernos para limpiar de corrupción al gobierno.

Aseveró que a quienes quieren mantener el régimen de corrupción les molesta mucho la austeridad republicana y alegan que se va a afectar el servicio, que no va a haber medicinas, cuando no es así. Al contrario, si se acaba con la corrupción y hay austeridad va a haber mejor servicio y no van a faltar los fármacos. El problema de desabasto antes estaba peor, resaltó.

Insistió en que todo era un desastre en el sector salud. Citó que en el caso del Seguro Popular hubo desviaciones de recursos en transferencias a los estados.

También habló de costos elevados en el precio de los fármacos. Una caja de pastillas para la diabetes vale 20 pesos, la compran en 150, en 200, por eso no hay medicamentos o no alcanzan.

López Obrador instruyó a Robledo que dé a conocer la próxima semana la lista de hospitales inconclusos, las empresas que no cumplieron y el tipo de contrato de las obras.

(La Jornada)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: