Real Oviedo necesita un milagro

Han pasado casi siete años desde que el empresario Carlos Slim invirtió dos millones de euros para salvar la vida al Real Oviedo, club que si bien logró ascender a Segunda División en 2015, ahora tiene frente a sí la última opción para ascender a primera división.

Con Joaquín del Olmo como directivo, Sergio Egea como técnico y Oswaldo Alanís en el campo, el conjunto oviedista necesita de un milagro para que su aspiración no se vea frenada esta temporada; de entrada, porque a tres fechas de que culmine el torneo en la Liga 123, ya no aspira al ascenso de manera directa al colocarse en el octavo sitio con 60 puntos.

Los dos primeros lugares de la tabla son los que ascienden y por el momento Osasuna con 78 puntos y Granada con 74 están cerca de lograrlo.

Real Oviedo está cerca de quedarse fuera del playoff de ascenso y, por ende, perder la oportunidad de hacerse con el último boleto a Primera, el cual se disputa entre el tercer y sexto puesto de la tabla, lugares en los que están Albacete (68 puntos), Málaga (68), Mallorca (67) y Cádiz (63) respectivamente.

El séptimo lugar corresponde al Deportivo la Coruña y para meterse en la competencia, el Oviedo tiene que ganar los partidos que le restan y esperar un traspié de los equipos que están arriba para colarse y posteriormente, ganarlo.

Desde que Egea tomó el mando, el club solo ha sumado dos victorias, un empate y una derrota.

En las temporadas anteriores, el club ni siquiera ha estado cerca de lograrlo, sin embargo este año se ha quedado muy cerca de al menos jugar el playoff.

Después de 18 años de haber disputado por última vez un torneo de primera división, el Real Oviedo se aferra a seguir en la pelea aunque la lucha ya no esté completamente en sus manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: