Hay que hacer un esfuerzo por la no ruptura: López Obrador

Ciudad de México. Por la relevancia que tiene la relación entre México y Estados Unidos, en la coyuntura diplomática tenemos que hacer un esfuerzo de conciliación, de diálogo, de no ruptura, sostuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador. Incluso, añadió, si vamos a tomar una decisión, hay que decirlo quedito, sin alzar la voz, con todo respeto, pero con firmeza.

Durante su conferencia en Palacio Nacional, horas antes de que se celebrara en Washington la reunión de la delegación mexicana con altos funcionarios estadunidenses, el mandatario se preguntó sobre los términos de la negociación: ¿Cuáles son los límites? Lo que tiene que ver con nuestra soberanía, la dignidad de nuestro pueblo, pero no actuar de manera impulsiva. Nada de balandronadas.

Reconoció que existen posturas que frente a las reacciones del presidente estadunidense, Donald Trump, pugnan por una diversificación en las relaciones comerciales de México con otras áreas del mundo. Sin embargo, aunque se buscara incrementar los intercambios con Europa o Asia, para el Presidente la relación con Estados Unidos es estratégica y tiene que ver con la buena vecindad que debemos tener con el gobierno de Washington, o sea, no adoptar una postura maniquea de uno u otro.

Consideró que México debe ejercer sus derechos soberanos a tener relaciones comerciales y financieras con otros países, pero al mismo tiempo cuidar la relación con Estados Unidos, porque somos vecinos, hay 3 mil 180 kilómetros de frontera común, 24 millones de mexicanos en ese país y razones también de integración económica.

López Obrador dijo que ante esta integración económica, comercial y cultural estas medidas (la imposición de aranceles con que ha amenazado Trump) no son muy recomendables.

Reunión con Harp Helú

Por su parte el empresario Alfredo Hap Helú descató que la imposición de aranceles de Estados Unidos a productos mexicanos coloque en jaque a la economía nacional, porque “México sabrá qué responder y qué tendrá que hacer. Sería una cosa difícil porque esto va en contra del tratado comercial que está en vigor, aunque, por otro lado –admitió– el país enfrenta un problema serio de migración.

Tenemos que hacer algo, porque también están pasando por nuestro territorio. Si nosotros tuviéramos la manera de darles trabajo aquí, sería mucho más fácil. Sin embargo, se ha actuado en una forma muy prudente para cuidar los derechos humanos de las familias que vienen, dijo.

Por otro lado, entrevistado en Palacio Nacional al término de una reunión con López Obrador, al ser consultado sobre la tasa de crecimiento anual, dijo que él siempre veía a mediano plazo, por lo que consideró que se puede compensar en ese periodo lo que no se ha podido lograr en este primer semestre: no sé si aventurarme a decir que se crecerá al 2 por ciento.

(La Jornada)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: