Austeridad, la premisa del gobierno, enfatiza AMLO

Ciudad de México. Al rendir lo que se denominó oficialmente el tercer informe al pueblo de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que el fracaso de la política neoliberal obedeció en gran medida a la visión que pretende crear la riqueza sin atender a la distribución. «Es claro que progreso sin justicia, porque pasa por alto que la acumulación de riqueza sin procurar distribución, produce desigualdad y graves conflictos sociales».

En el Patio de Honor de Palacio Nacional subrayó, además, que la premisa de gobierno es austeridad y honestidad, por ello, aseveró, al emprender el combate al robo de combustible se ha logrado reducir en 94 por ciento su incidencia lo que permitirá ahorrar 50 mil millones de pesos.

En su informe ante 500 invitados especiales también destacó la importancia de haber alcanzado un acuerdo con Estados Unidos en materia migratoria para evitar una crisis económica y social. Subrayó que en paralelo, se ha impulsado acuerdo con los países que integran el triángulo norte de Centroamérica para promover el desarrollo económico y el bienestar social para desalentar la migración forzada.

Reconocía que el acuerdo implica que México deberá ser más estricto en la aplicación de las leyes migratorias, pero, según aseguró, su instrumentación se realizará con pleno apego al respeto de los derechos humanos.

En este marco, López Obrador condenó de nueva cuenta los crímenes de odio motivados por la xenofobia, como el que ocurrió en El Paso Texas. «Expresamos de nuevo condolencias a los familiares de las víctimas del asesinato colectivo en El Paso. Reiteramos nuestra condena a ese crimen de odio, motivado por racismo y xenofobia, exigencia del más severo castigo a este crimen abominable».

Al abundar en el ámbito económico, enfatizó en la emisión del decreto que puso fin al trato desigual en materia fiscal al cancelar la condonación del pago de impuestos, mecanismo mediante el cual 108 grandes empresas se beneficiaron de las condonaciones por un monto de 213 mil millones de pesos en los últimos años.

Más adelante, López Obrador enfatizó en la importancia del combate a la corrupción como eje central de su gobierno, porque «nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes, porque es causa principal de desigualdad económica y social, así como de la inseguridad y la violencia que padecemos. Por eso, si me piden que exprese en una frase cuál es el plan del nuevo gobierno es acabar con la corrupción y la impunidad».

(La Jornada)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: